Buena publicidad

La buena publicidad mola. Es aquella que contribuye a un mundo mejor. Pero es que precisamente la buena publicidad es la que más cuesta de hacer. Y no porque sea la que esté al alcance de las mejores agencias y cueste mucho dinero.

Camino de Santiago

Despierta y levántate a la primera. Camina sin pensar en lo que queda para llegar al destino. Disfruta de cada momento. Esas son las tres reglas básicas que a lo largo de los últimos tres años he aprendido en el Camino de Santiago.